volver

#VOLVER

2014 fue un año lleno de profundos cambios y adversidades, en lo personal, en lo político y en lo económico. Para todos se dieron momentos de reflexión y decisiones. En 2014 vivimos la etapa de persecución política más abierta y masiva de la historia de Venezuela, pensar distinto se legalizó como delito y el gobierno se quitó la careta democrática. En 2014 tomaron preso a Leopoldo, persiguieron a nuestros dirigentes, tomaron preso a Daniel y a varios de nuestros líderes políticos. Algunos optaron por el exilio, otros están en la cárcel. También algunos optaron por desmovilizarse y tratar de  sobrevivir, pero un grupo grande de activistas decidimos seguir luchando, cada uno en el lugar desde el que puede aportar algo y ser una fuerza compuesta por muchos líderes sumados a una misma causa: la mejor Venezuela.

En Vp a partir de la prisión de Leopoldo, la persecución a Carlos y a varios miembros del ENA, se produjo un vacío de poder y liderazgo. Con un enorme esfuerzo ese vacío fue llenado por los miembros del ENA que quedaron libres y gracias al sacrificio de Freddy, que dejó sus estudios y se devolvió a Venezuela a encabezar al partido.

Hoy en día, Vp no ha perdido su imagen y sigue siendo el partido joven, vigoroso e irreverente que despierta pasiones. Pero nadie a lo interno puede negar que estamos siendo testigos de un viraje del partido hacia las prácticas de los partidos tradicionales. Los cuerpos colegiados se han desdibujado y comienzan a verse síntomas de Leninismo en algunas estructuras.

Por otra parte, en las regiones se denota una ausencia enorme de la actividad incansable de Leopoldo como líder nacional, hay sensación de abandono en muchos sitios del interior, no ha habido una sustitución efectiva de esa actividad de liderazgo por líderes nacionales conocidos, así mimo, poco a poco se ha restado protagonismo a los presos y perseguidos políticos, la conducción política ya no está tan influencia por el criterio de Leopoldo y la lucha de calle ha perdido fuerza. Estadísticamente, también se registra una diferencia enorme entre el liderazgo nacional de Leopoldo y el crecimiento del partido.

El día que Leopoldo fue llevado a la cárcel, había decenas de miles de personas en la calle, un año después en el mismo sitio, solo se dio una buena rueda de prensa y se tomó una excelente foto, habían una centena de personas. Eso nos movió a muchos, nos indignó y por eso decidimos pasar a la acción.

Viendo esta realidad,  hemos decidido platearnos  #volver, lo que significa retomar el espíritu fundacional del partido y #volver a las razones que nos llevaron a fundarlo: tenemos que construir la organización política dominante en la Venezuela de este siglo. Es necesario #volver a la visión histórica de la actividad política, #volver al criterio de la construcción de abajo hacia arriba mediante las redes populares , #volver a darle legitimidad a los cuerpos colegiados y las decisiones colectivas y transparentes , #volver a recorrer el país sin descanso, #volver a ser líderes de la calle y la irreverencia. Cinco objetivos, una meta.

Para lograrlo tenemos que reagrupar nuestra gente, fortalecer la organización y construir la fuerza de voluntad popular para liderar la política y la calle.

 

#FUERZA

Conciencia Histórica: Venezuela necesita cambiar, de raíz. Hay que rehacer la política para poder llegar al poder y desde allí cambiar al sistema.  Mientras sigamos enredados en la lógica actual de la negociación y la supervivencia seguiremos alargando la vida de un sistema moribundo. Mientras algunos lo arriesgaron todo, otros negociaban para no perder nada. Eso debe cambiar. Debemos trabajar para construir el partido más organizado,mejor formado, más moderno y más fuerte de este siglo. Debemos construir la fuerza política, para cambiar el sistema y construir la Republica Federal Democrática, prospera y en paz que soñamos.

Redes Populares: esa es nuestra base de crecimiento y el secreto del éxito, organizar desde abajo, tener eficientes redes de comunicación, dar formación intensiva. Debemos construir una enorme base, darle formalidad, recuperarla y fortalecerla. Allí esta nuestra fuerza en la base. Organización y Formación desde las RP.

Legitimidad:  para ser un líder político hay que ser un líder social. Para empezar, dentro de Vp. Tenemos que construir la fuerza para defender la mentalidad de trasparencia y cogobierno, arrancar los brotes de cogollismo que verdean dentro del partido y luchar para que el 23 de Enero de 2016 podamos celebrar por aclamación la segunda asamblea nacional de activistas. Ser una fuerza interna indetenible

Recorrer Venezuela:  todos sabemos que la mayor parte de la política es emocional. Tenemos que dar afecto, motivar, llenar de cariño y fe los corazones de los venezolanos desesperanzados. Con una campaña no se cambia un país, se cambia conociéndolo, amándolo y estando allí donde la gente sufre. Esa es la gran fuerza de Leopoldo y esa fuerza tenemos que dársela al partido.

Tomar la calle: con la premisa “no necesitamos mártires, necesitamos lideres” debemos desarrollar una nueva lógica de la calle, creativa, irreverente, retadora, no violenta y contundente. Se tiene que utilizar como herramienta de comunicación y de protesta. Saliendo de la caja, dejando atrás el esquema de la asamblea, la marcha, la tranca, etc. Crear una fuerza a partir de acciones colectivas que se hagan virales y generen hechos sociales.