LaMejorVZLA-diptico-adaptado-LL-com-542x600

La sociedad del bienestar

 

LaMejorVZLA-diptico-adaptado-LL-com-542x600

 

La sociedad del bienestar

El mundo moderno vive actualmente una profunda crisis, en todos sus ámbitos se presenta un momento de quiebre que hace necesario proponer un nuevo destino, pero también un nuevo camino.

En el ámbito de las ideas, de la religión, de los valores sociales y de la economía vivimos una época de cambios, europa, los países jóvenes, la iglesia, la sociedad en general busca con afán nuevos referentes y liderazgos que le den visión, protección y orden a la realidad que vivimos.

Nuestro país no escapa a eso, después de una promesa de cambio y profundas transformaciones sociales, vemos como el camino trazado por los liderazgos que conducen a nuestra sociedad se encuentran enfrascados en una diatriba que busca atacar o defender un modelo que hace agua por todos lados, pero no tenemos una propuesta clara para definir un nuevo camino. Hoy venimos a proponer precisamente eso: para Venezuela y para el mundo una idea de la sociedad que podemos construir.

Las sociedades de prácticamente todo el mundo, decidieron plasmar el destino que buscan en sus respectivas constituciones, revisemos rápidamente la de Venezuela con intenciones interrogativas y contestémonos si ese ideal es una realialidad:

Artículo 2. Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político.

Artículo 3. El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución.

La respuesta común a lo plasmado en la constitución es que nuestra sociedad no se parece a la que en ella se ha soñado, (respetando a quienes piensan que aun parcialmente si) pensamos que peor aún, nuestra realidad nos dice que en las políticas públicas, la economía y los valores sociales vamos en una dirección distinta a lo plasmado en nuestra carta magna. Y eso no solo le está sucediendo a nuestro país, parece ser un mal común en el mundo.

Queremos proponer un debate en el que claramente definamos como vamos a llegar a nuestro destino plasmado en la constitución, hay serias constradicciones entre lo que estamos haciendo como políticos y como país frente a lo que nuestra constitución consagra. En conclusión: el destino esta claro en la constitución, lo que tenemos que definir es como llegamos a él y porque.

Planteamos tres rutas claras: la sociedad del bienestar, la economía del bien común y el gobierno que garantice todos los derechos para todas las personas. Los aportes de nuestra gestión en Chacao sobre la sociedad del bienestar, el invalorable contenido de la propuesta de Christian Felber en cuanto a la economía del bien común y las disertaciones moderadas por Leopoldo Lopez sobre el concepto de la igualdad ante la ley abren luces importantes sobres estos temas.

Mi experiencia como Alcalde me ha permitido ver claramente como puede ser un país fundamentado en que los gobiernos locales desarrollen decididamente políticas de bienestar y bien común.

Mas del 70% de la población del mundo viven en ciudades (según datos suministrados por UN) , en el caso de Venezuela; el 85% de nuestra población viven en municipios con características de zonas urbanas. Si trasnformamos a las ciudades, trasformamos al país y al mundo!. Por eso queremos proponer que nuestro modelo de desarrollo se base en el municipio como epicentro de la nueva realidad social y que comencemos a desarrollar municipios de bienestar y bien común.

La sociedad del bienestar se concreta mediantes la definición de unos objetivos muy claros. Para obtener el bienestar el ser humano debe estar satisfecho en su vida personal, familiar, social y económica. Los municipios tienen la capacidad de generar ese bienestar personal y familiar, y la economía del bien común logra el bienestar social y económico.

Muchas personas siguen viendo con escepticismo esta visión, pero con mi equipo hemos podido demostrar que la ciudad y el país no solo requiere que se le resuelvan los problemas, que con solo riqueza no se logra la felicidad colectiva, Venezuela necesita de una visión política y económica basada en el bienestar de los ciudadanos, de muchos gobiernos locales que asuman el reto de consolidar espacios urbanos para la convivencia, de darle un alma a ciudades que demandan intensamente sentirse vivas, de entender el progreso como la vivencia de un conjunto de valores colectivos, que el bien común debe prevalecer sobre los egoísmos y las fantasías megalómanas personalistas.

El deber nuestro como políticos es lograr trasformar a la sociedad en un equipo, donde el estado, la sociedad civil y los emprendedores tengan claramente definidos sus roles. El gobierno en este equipo debe ser un arbitro promotor, equilibrador y facilitador, la sociedad civil y los ciudadanos individuales deben entender que participando, siendo solidarios, entendiendo que todos debemos tener los mismos derechos, se hace la fuerza colectiva que mueve a todos los demás y los emprendedores entender que conseguir la rentabilidad de las actividades económicas implica el crecimiento de todos los que forman parte de la actividad productiva, respetando el entorno de tal forma que esa actividad lo mejora, siendo siempre la actividad económica un ejercicio intrínseco de solidaridad.

Por eso nuestra propuesta se enlaza con la idea de progreso contenida en la tesis de la economía del bien común  “En ninguna constitución de ningún país democrático se exige que el objetivo sea ganar dinero… el beneficio y el capital deben ser los medios de la actividad económica, no su fin. Proponemos medir el progreso en la medida en que se respetan los valores de solidaridad, justicia social, sostenibilidad ecológica, y transparencia y participación democrática”

Sobre esto Christian Felber dijo el mes pasado en España algo que compartimos plenamente, que vivimos y debemos vivir los que creemos en esto día a día: “el objetivo es organizar procesos democráticos de abajo hacia arriba para encontrar un modelo que satisfaga a todos. Ya hemos perdido la fe en (el)los gobiernos (…) y ahora queremos construir la fe en nosotros mismos… La Economía del Bien Común ya está brotando: la estrategia es crecer desde abajo hasta arriba”

En nuestra constitución está plasmado el objetivo, estas ideas que hoy esbozamos contienen una propuesta para lograrlo, solo se necesita la fuerza que da la fe en la idea y por eso planteamos el debate.

Queremos sumar a todos nuestros lideres a la lista de los que levantan la bandera del bien comun

culturaciudadana

Vamos a Hablar de lo Prohibido

culturaciudadanaVamos a Hablar de lo Prohibido

 

Existe una vieja costumbre social que fija como norma para una conversación amena y sin polémicas, el prohibirse hablar de religión y de política: grave decisión para quienes dan valor a la libertad. Para todo ser humano, el camino a la libertad siempre es un proceso de lucha por el conocimiento de la Verdad, en lo social (que se traduce en filosofía y política) y en lo espiritual (que se traduce en filosofía y religión). Por eso, quiero invitarte, ya que te estás tomando el tiempo de leer estas líneas, a unirte a mi lucha contra esa costumbre social que entroniza a la comodidad mental, que trata de ir por la vida sobreviviendo lo mejor posible, buscando el mayor grado de confort, pensando solo en la comodidad personal y evitando las molestas cuestiones trascendentes. Vamos a hablar de política!!, vamos a hablar de Religión!!, deberíamos colgar una pancarta que diga esto en todos los cafés de la ciudad.

 

Desde mi oficio de servidor público, he deducido algo que me ha hecho reflexionar mucho sobre nuestro rol como miembros de una sociedad y fieles de una religión, la política ejercida verdaderamente como una forma de hacer que la gente tenga una mejor calidad de vida y como un ejercicio intelectual en la búsqueda de un gobierno que permita conducir al colectivo a la felicidad, es sin duda una forma de apostolado, es un trabajo realmente arduo, constante, sin horario y sin pago proporcionado, que si se hace bien, se traduce realmente en una sociedad mejor; y precisamente este esfuerzo, sumándole el componente espiritual, es el que debe hacer todo buen cristiano. Cada día estoy más convencido que todos debemos esforzarnos en luchar por una sociedad mejor, donde tratemos de hacer que cada uno de nuestros vecinos pueda tener un mayor compromiso con la comunidad, que trate de mejorar la convivencia y la calidad de las relaciones con las personas que tiene más cerca; cada uno tiene la obligación de ver a su alrededor y luchar por una mejor comunidad; esa es la única forma de tener un mejor país, pero también, es la única forma de conseguir el camino hacia el entendimiento de la verdad y la libertad, porque este esfuerzo nos saca de la comodidad egoísta, nos hace reflexionar sobre los problemas de los demás y nos vacuna en gran medida de la comodidad intelectual.

 

Resuena en mi mente esa frase profunda de Santo Tomás de Aquino: “La raíz de la libertad se encuentra en la razón” (De veritate, 22,2). El esforzarse por entender los problemas que nos aquejan y tratar de buscar su raíz, comprometerse a resolverlos, es verdaderamente lo que nos hace libres. Por eso, creo que vivimos en un mundo donde hay mucha gente viviendo cómodamente, pero hay muy poca gente realmente libre y en consecuencia poca gente realmente feliz. Hay muchas fiestas tristes en las que no se puede hablar ni de religión, ni de política y puede que hayan bastantes ranchos llenos de libertad. Porque definitivamente entender la verdadera razón por la que existimos es lo que nos hace totalmente libres;  pero para entenderlo hay que buscarlo, hablarlo, “jurungarlo” para sacarle el brillo que le sale a las ideas buenas cuando le “echamos cabeza”; es muy importante que nos esforcemos todos en hablarle a nuestros vecinos del verdadero valor que tiene ser libres, invitarlos a que se atrevan a pensar mas allá, que se atrevan a cuestionarse los parámetros de comodidad en que viven y busquen la Verdad. Cuando haces esto, aunque no lo parezca estás haciendo política, estás cambiando poco a poco a tu comunidad, estás construyendo silenciosamente una civilización distinta. Por eso, de nuevo te digo, que debemos hablar de política y si tienes fe, habla de religión; pero nunca te resignes a no hablar de eso. Porque las malas sociedades, los malos países, los malos gobiernos están llenos de gente que no se atreve a hablar de religión y de política; estos países muchas veces son económicamente prósperos, pero son sociedades enfermas, llenas de tristeza y esclavas del consumismo. Prefieren vender su alma a la comodidad antes de tenerse que tomar la molestia de plantearse las preguntas trascendentes para el ser humano.

 

Al comprender lo que te acabo de escribir, mi labor como servidor público ha adquirido una dimensión apasionante, entiendo que al trabajar por la comunidad estoy realmente cambiando al mundo, comprendo que dejar satisfecho a un vecino, resolver un problema de convivencia, aprobar una ordenanza, que al mantener una calle sin huecos y una acera limpia estoy transformando el pedacito de sociedad en la que Dios me ha permito influir, hablándole a la gente de buena política,  de justicia social y de progreso popular, muchas veces me siento mas apóstol que político, haciendo política con verdadero contenido humano, le hablo a mis vecinos de cosas trascendentes que le permiten entender la Verdad y ver más claro el camino hacia la Libertad. Cada día me acuesto feliz, porque a pesar de todo, al hablar todo el día de lo que está prohibido en muchas reuniones sociales estoy sembrando libertad en mi comunidad y me pregunto con frecuencia, ¿como sería el mundo si la gente buena se tomara en serio la política? ¿Cómo sería el mundo si más gente se tomara en serio la religión? y tu… ¿prefieres no hablar de religión y de política?  Piénsalo…. “La raíz de la libertad se encuentra en la razón”.

 

Emilio Graterón C.

Concejal

Municipio Chacao

Recuerda….

lanzamiento de emilio a las primarias 3RECUERDA A QUIENES SIRVES.

            En los días en que un helado costaba mucho menos que ahora, un niño de 10 años entró en un establecimiento y se sentó en una mesa. La mesera puso un vaso de agua enfrente de él.

            -¿Cuánto cuesta un helado de chocolate y maní? – pregunto el niño.

            -Cincuenta centavos- respondió la mujer. El niño sacó la mano del bolsillo y examinó las monedas.

            -¿Cuánto cuesta un helado solo?- volvió a preguntar.

 Algunas personas esperaban mesa y la camarera ya estaba un poco impaciente.

            -Veinticinco centavos- dijo bruscamente. El niño volvió a contar las monedas.

            -Quiero el helado solo- dijo. La mesera le trajo el helado, puso la cuenta en la mesa y se retiró. El niño terminó el helado, pagó en la caja y salió. Cuando la mesera volvió a limpiar la mesa, le costo tragar saliva al ver que allí, ordenadamente junto al plato vacío, había veinticinco centavos: su propina.

            Moraleja: jamás juzgues a alguien antes de saber por qué.

 

 

 

 

¿QUIEN ME NECESITA?

            Recibí una llamada telefónica de un buen amigo, que me alegró mucho. Lo primero que me preguntó fue:

            -¿Cómo estás?

            Sin saber por que, le contesté:

            -Muy solo

            -¿Quieres que hablemos?

            Le respondí que sí y añadió:

            -¿Quieres que valla a tu casa?

            Dije que sí. Colgamos el teléfono y en menos de quince minutos estaba tocando a mi puerta. Yo hable por horas de todo: mi trabajo, mi familia, mi novia, mis deudas; él, atento siempre, me escuchó. En esas se nos hizo de día. Yo estaba agotado mentalmente; me había hecho mucho bien su compañía y sobre todo que me escuchara, me apoyara y me hiciera ver mis errores. Cuando él notó que ya me encontraba mejor, me dijo:

            -Bueno, me voy, tengo que trabajar.

            Sorprendido le dije:

            -¿Por qué no me había dicho que tenias que ir a trabajar? Mira la hora que es, no dormiste nada, te quité toda la noche.

            Él sonrió y me dijo:

            -No hay problema, para eso estamos los amigos.

            Yo me sentía cada vez más feliz y orgulloso de tener un amigo así. Lo acompañé a la puerta de mi casa y cuando caminaba hacia su automóvil, le grité desde lejos:

            -Y a todo esto, ¿por qué llamaste anoche tan tarde?

            Regresó y me dijo en voz baja:

            -Quería darte una noticia

            -¿Qué pasó?- le pregunté

            -Fui al doctor y me dijo que estoy gravemente enfermo.

            Yo me quedé mudo. Él sonrió de nuevo y agregó:

            -Ya hablaremos de eso. Que tengas un buen día.

            Pasó un largo rato hasta que pude asimilar la situación, y me pregunté una y otra vez: ¿Por qué cuando me preguntó como estaba me olvidé de él y sólo hablé de mí? ¿Cómo tuvo la fuerza para sonreírme, darme ánimos y decirme todo lo que me dijo? Esto es increíble.

            Desde entonces mi vida ha cambiado: ahora soy menos dramático con mis problemas y disfruto más de las cosas buenas. Ahora aprovecho más el tiempo con la gente que quiero.

            Moraleja: el que no vive para servir no sirve para vivir. La vida es como una escalera: si uno mira hacia arriba, siempre será el último de la fila, pero si mira hacia abajo ve que hay mucha gente que quisiera estar en su lugar. Deténgase a escuchar y a ayudar a sus amigos: ellos lo necesitan.

 

 

 

 

RETRATO DE UN PERSEVERANTE.

 

            La historia  dice que e ste hombre fracasó en los negocios y cayó en bancarrota en 1831. Fue derrotado para la Legislatura de 1832. Su prometida murió en 1835. Sufrió de un colapso nervioso en 1836. Fue vencido en las elecciones de 1836  y en las parlamentarias de 1843, 1846, 1848 y 1855. No tuvo éxito en su aspiración a la Vicepresidencia en 1856, y en 1858 fue derrotado en las elecciones para el Senado.

            Este hombre obstinado fue Abraham Lincoln, elegido presidente de Estados Unidos en 1860.

            Moraleja. La lección es muy sencilla: sólo se fracasa cuando se deja de intentar.

volver

#VOLVER

2014 fue un año lleno de profundos cambios y adversidades, en lo personal, en lo político y en lo económico. Para todos se dieron momentos de reflexión y decisiones. En 2014 vivimos la etapa de persecución política más abierta y masiva de la historia de Venezuela, pensar distinto se legalizó como delito y el gobierno se quitó la careta democrática. En 2014 tomaron preso a Leopoldo, persiguieron a nuestros dirigentes, tomaron preso a Daniel y a varios de nuestros líderes políticos. Algunos optaron por el exilio, otros están en la cárcel. También algunos optaron por desmovilizarse y tratar de  sobrevivir, pero un grupo grande de activistas decidimos seguir luchando, cada uno en el lugar desde el que puede aportar algo y ser una fuerza compuesta por muchos líderes sumados a una misma causa: la mejor Venezuela.

En Vp a partir de la prisión de Leopoldo, la persecución a Carlos y a varios miembros del ENA, se produjo un vacío de poder y liderazgo. Con un enorme esfuerzo ese vacío fue llenado por los miembros del ENA que quedaron libres y gracias al sacrificio de Freddy, que dejó sus estudios y se devolvió a Venezuela a encabezar al partido.

Hoy en día, Vp no ha perdido su imagen y sigue siendo el partido joven, vigoroso e irreverente que despierta pasiones. Pero nadie a lo interno puede negar que estamos siendo testigos de un viraje del partido hacia las prácticas de los partidos tradicionales. Los cuerpos colegiados se han desdibujado y comienzan a verse síntomas de Leninismo en algunas estructuras.

Por otra parte, en las regiones se denota una ausencia enorme de la actividad incansable de Leopoldo como líder nacional, hay sensación de abandono en muchos sitios del interior, no ha habido una sustitución efectiva de esa actividad de liderazgo por líderes nacionales conocidos, así mimo, poco a poco se ha restado protagonismo a los presos y perseguidos políticos, la conducción política ya no está tan influencia por el criterio de Leopoldo y la lucha de calle ha perdido fuerza. Estadísticamente, también se registra una diferencia enorme entre el liderazgo nacional de Leopoldo y el crecimiento del partido.

El día que Leopoldo fue llevado a la cárcel, había decenas de miles de personas en la calle, un año después en el mismo sitio, solo se dio una buena rueda de prensa y se tomó una excelente foto, habían una centena de personas. Eso nos movió a muchos, nos indignó y por eso decidimos pasar a la acción.

Viendo esta realidad,  hemos decidido platearnos  #volver, lo que significa retomar el espíritu fundacional del partido y #volver a las razones que nos llevaron a fundarlo: tenemos que construir la organización política dominante en la Venezuela de este siglo. Es necesario #volver a la visión histórica de la actividad política, #volver al criterio de la construcción de abajo hacia arriba mediante las redes populares , #volver a darle legitimidad a los cuerpos colegiados y las decisiones colectivas y transparentes , #volver a recorrer el país sin descanso, #volver a ser líderes de la calle y la irreverencia. Cinco objetivos, una meta.

Para lograrlo tenemos que reagrupar nuestra gente, fortalecer la organización y construir la fuerza de voluntad popular para liderar la política y la calle.

 

#FUERZA

Conciencia Histórica: Venezuela necesita cambiar, de raíz. Hay que rehacer la política para poder llegar al poder y desde allí cambiar al sistema.  Mientras sigamos enredados en la lógica actual de la negociación y la supervivencia seguiremos alargando la vida de un sistema moribundo. Mientras algunos lo arriesgaron todo, otros negociaban para no perder nada. Eso debe cambiar. Debemos trabajar para construir el partido más organizado,mejor formado, más moderno y más fuerte de este siglo. Debemos construir la fuerza política, para cambiar el sistema y construir la Republica Federal Democrática, prospera y en paz que soñamos.

Redes Populares: esa es nuestra base de crecimiento y el secreto del éxito, organizar desde abajo, tener eficientes redes de comunicación, dar formación intensiva. Debemos construir una enorme base, darle formalidad, recuperarla y fortalecerla. Allí esta nuestra fuerza en la base. Organización y Formación desde las RP.

Legitimidad:  para ser un líder político hay que ser un líder social. Para empezar, dentro de Vp. Tenemos que construir la fuerza para defender la mentalidad de trasparencia y cogobierno, arrancar los brotes de cogollismo que verdean dentro del partido y luchar para que el 23 de Enero de 2016 podamos celebrar por aclamación la segunda asamblea nacional de activistas. Ser una fuerza interna indetenible

Recorrer Venezuela:  todos sabemos que la mayor parte de la política es emocional. Tenemos que dar afecto, motivar, llenar de cariño y fe los corazones de los venezolanos desesperanzados. Con una campaña no se cambia un país, se cambia conociéndolo, amándolo y estando allí donde la gente sufre. Esa es la gran fuerza de Leopoldo y esa fuerza tenemos que dársela al partido.

Tomar la calle: con la premisa “no necesitamos mártires, necesitamos lideres” debemos desarrollar una nueva lógica de la calle, creativa, irreverente, retadora, no violenta y contundente. Se tiene que utilizar como herramienta de comunicación y de protesta. Saliendo de la caja, dejando atrás el esquema de la asamblea, la marcha, la tranca, etc. Crear una fuerza a partir de acciones colectivas que se hagan virales y generen hechos sociales.

 

Cambiando las ciudades cambiamos al mundo. Cultura Ciudadana. Resiliencia